Conocimiento. Habilidad. Actitud

¿Cómo puedes llegar a ser una persona competente?

En la actualidad el mercado laboral se torna cada vez mas competitivo. En muchas profesiones u oficios la oferta de candidatos supera por mucho a la demanda o necesidad que de los mismos se pueda tener. En una situación como esta el sistema de autorregulación del mercado laboral actúa de manera rigurosa y cruel.

Cada persona, sobre todo aquellas que están luchando día a día por un puesto de trabajo, se plantean cada vez con más frecuencia una pregunta simple pero compleja a la vez; ¿Qué me falta para ser mas atractivo para las empresas y empresas reclutadoras?

La respuesta a esa pregunta se resume en tres simples palabras: Conocimiento, habilidad y actitud.

Pero cuando hablamos de estos términos, ¿A que nos referimos?

Diferentes autores han establecido para cada una de estas variables unas definiciones bastante simples, las cuales nos permitirán comprender la esencia de cada uno de los puntos en análisis.

Competencia: Capacidad para el desarrollo de algo

Conocimiento: Facultad del ser humano para comprender por medio de la razón la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas.

Habilidad: Capacidad de una persona para hacer una cosa correctamente y con facilidad.

Actitud: es el comportamiento que emplea un individuo para hacer las labores

La gran pregunta derivada de lo anterior es como conjugar estos 3 elementos para potenciar mi nivel de empleabilidad. La respuesta es bastante simple y se resume en la siguiente ecuación:

Competencia = (Conocimiento + Habilidad) x Actitud

La frialdad y certeza de las matemáticas demuestran como interactúan las 3 variables analizadas en el potenciamiento (O desmedro) de nuestras competencias laborales. Inicialmente y a simple vista se pueden obtener algunas conclusiones que permitirán a cualquier persona detectar cuales son sus debilidades y fortalezas actuales

  • El conocimiento, la habilidad y la actitud (Cada una por si sola) no son suficientes para que una persona sea un buen prospecto laboral.
  • Una persona puede poseer muchos conocimientos y habilidades, pero si su actitud no es la apropiada para el trabajo nuca podrá ser observada como una persona competente.
  • La falta de habilidad puede ser suplida por un alto nivel de conocimiento (Y viceversa) pero en la mayoría de las ocasiones descuidar el desarrollo de los conocimientos por asumir la posesión de alto nivel de habilidades no es prenda de garantía al momento de competir en igualdad de condiciones con otros candidatos a un puesto de trabajo.

 

Es muy importante aclarar que la empleabilidad de un trabajador no solo obedece a una evaluación puntual de competencias que se desarrolló al momento del reclutamiento de personal. Al contrario, un trabajador está siendo permanentemente evaluado por sus superiores quienes se encargarán de establecer si sus conocimientos se mantienen actualizados, si sus habilidades laborales son las requeridas para el desarrollo del trabajo y más importante aún, si la actitud de los evaluados es la que la empresa exige de ellos.

Pero, ¿Qué puedo hacer para ser más empleable, más competente?

 

CAPACÍTATE; adquiere nuevos conocimientos y actualiza aquellos que ya pueden estar obsoletos.

CAPACÍTATE; participa en talleres que te permitan desarrollar nuevas habilidades y reforzar aquellas que se encuentren dentro de tus debilidades.

MEJORA TU ACTITUD mediante el apoyo de pares y profesionales que permitan enfocar tu potencial en el camino correcto.

 

Cito un dicho popular que establece lo siguiente: “Si quieres resfriarte júntate con gente que está resfriada”. Pues bien, yo les digo que si quieres mejorar tus conocimientos, habilidades y actitud acércate a especialistas, a profesionales de reconocida y basta trayectoria profesional y docente que tienen un alto nivel de compromiso con la calidad, nos referimos a los profesionales del equipo KPI Training.

 

Conocimiento, habilidad, actitud, son las variables que orientan el día a día de KPI Training. Nuestra misión corporativa solo rinde los frutos esperados cuando somos capaces de mejorar sus conocimientos, sus habilidades y potenciar la actitud con la cual enfrentan el día a día. Nuestra hoja de ruta hacia la excelencia nos obliga a no desviarnos ni un ápice del camino del conocimiento, la habilidad y la actitud. No debemos ni queremos hacerlo

 

 

 

César Escobar Jorquera

                                                                                                              Director Ejecutivo

                                                                                                              KPI Training

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *